Sin apoyo gubernamental, aerolíneas en América Latina entrarían en crisis: IATA

La falta de apoyos gubernamentales en Latinoamérica para el sector aéreo, tras el impacto que ha registrado por la pandemia del COVID-19, provocaría una crisis para las empresas y de la cual no podrían recuperarse, indicó la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por su siglas en inglés).

Peter Cerdá, vicepresidente para las Américas del organismo, dijo que en la región solo Colombia y Brasil anunciaron ayudas para las líneas aéreas, pero solo el primero ha realizado una transferencia.

“Es un gran problema que tenemos a nivel regional. Alrededor de los 130 millones de dólares que han dado los gobiernos a nivel mundial, solo el 1.0% han dado en América Latina. Solo Colombia ha realizado una transferencia y eso ha puesto a la industria a un punto de crisis, que en algunos meses no puedan recuperarse”, sostuvo.

En conferencia de prensa virtual, mencionó que varias de las grandes aerolíneas optaron por iniciar un proceso de restructuración bajo el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, derivado del impacto que han registrado por la emergencia sanitaria, y otras más dejaron de existir.

En el caso de México, precisó que desde el inicio de la crisis se tenía conocimiento que el gobierno no proporcionaría el apoyo a las aerolíneas del país, por lo que las empresas buscaron alternativas para contar con recursos.

Sin embargo, afirmó que a nivel de grupos aeroportuarios las ayudas fueron positivas, tanto por el Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) y el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), siendo el Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), quien no se sumó a esta estrategia.

Peter Cerdá calificó como positiva que las líneas aéreas del país siguieran volando durante toda la emergencia sanitaria y han registrado una recuperación lenta pese a los obstáculos a nivel local y regional.

También mencionó que existen grandes expectativas con la reactivación de operaciones en Perú, la cual inicia la próxima semana, siendo Lima un eje central para la conexión con el resto del mundo en movimiento de pasajeros y carga, aunque la recuperación no será inmediata.

De igual manera, dijo que Colombia es un país estratégico y se espera que en los siguientes días continúe la flexibilidad, la confianza de los pasajeros para volar, así como el incrementó de la capacidad y la colaboración con el gobierno.

En la víspera, la IATA bajó su previsión sobre el transporte aéreo de pasajeros para 2020 tras los resultados desoladores de la temporada alta en el hemisferio norte, que señalan una recuperación más débil de lo esperado, por lo que espera se contraiga un 66% en 2020 respecto a niveles de 2019, mientras que la estimación anterior indicaba una disminución del 63 por ciento.

Según los datos de vuelos actuales, la recuperación se detuvo a mediados de agosto debido a las nuevas restricciones impuestas por los gobiernos ante el rebrote del COVID-19 en varios mercados clave.

Sobre la aplicación de pruebas COVID-19 a pasajeros antes de abordar, el subdirector de Asuntos Exteriores de la IATA, James Wiltshire, comentó que lo que plantean es que estas sean sistemáticas comparables con el uso de mascarillas abordo para facilitar la aplicación.

“Esto da confianza y seguridad a los otros pasajeros. En las encuestas que hemos hecho, los usuarios ven positivo que quienes van en el mismo vuelo han dado negativo en la prueba. Por eso queremos que hasta que haya una vacuna sea sistemático y en los tiempos de bioseguridad sea como llevar la mascarilla o le propio cinturón de seguridad a bordo del avión”, explicó.

Por ello, precisó, la industria se encuentra buscando una prueba que no sea invasiva e incómoda para el usuario, que no sea nasal sino a través de la saliva.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de septiembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx