Crítico tener protocolos estandarizados para el reinicio de operaciones aéreas

Por Evangelina del Toro

La Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo (ALTA) afirmó que es crítico implementar protocolos armonizados y estandarizados en todos los países para una reapertura eficiente y segura de los cielos y evitar medidas unilaterales que dificulten el reinicio de operaciones y compliquen la experiencia de viaje.

Mantener criterios estandarizados brinda confianza a los viajeros, facilita una operación segura y promueve una recuperación más acelerada de los mercados aerocomerciales”, dijo José Ricardo Botelho, director ejecutivo & CEO del organismo, en entrevista con T21.

Mencionó que en un esfuerzo coordinado por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y alineado con las autoridades de salud, la industria desarrolló una guía de recomendaciones para el reinicio seguro de las operaciones, la implementación de estas medidas, así como requisitos armonizados para pasajeros y operadores es fundamental.

Junto con el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI por sus siglas en inglés) y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés) solicitaron a los gobiernos de la región armonizar sus acciones frente al COVID-19, para que el transporte aéreo pueda reiniciar con claridad, celeridad y sobre todo de manera coordinada en la región.

Esto incluye minimizar los requisitos de cuarentena para los viajeros, que permitan una efectiva recuperación en la industria de la aviación y el turismo. Al mismo tiempo eso brindaría tranquilidad a los viajeros y devolvería la movilidad a los ciudadanos que quieren viajar por diferentes motivos.

Las recomendaciones contenidas en el documento Despegue: guía para los viajes aéreos tras la crisis de salud pública de COVID-19 proporcionan un marco para abordar el impacto de la pandemia en el transporte aéreo mundial, destinado a recuperar los viajes de una manera segura y sostenible. También establece medidas de mitigación que deben implementarse para reducir el riesgo para la salud pública de los pasajeros y los trabajadores de la aviación.

Cuitláhuac Gutiérrez, director de IATA para México, mencionó que han trabajado en la alineación de procesos estandarizados en la industria no solo para el país, sino a nivel mundial.

“México como es un país conectado globalmente, por lo cual aquí nos puede llegar un pasajero de cualquier lugar del mundo, por eso la importancia de seguir trabajando en los protocolos establecidos, pero hay que mejorarlos”, expuso.

Precisó que junto con la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) se están trabajando con estas medidas, mismas que deberán ser escalables y ajustables conforme a la pandemia, a la vacuna y la tecnología.

“El tema de las vacunas hoy no es realidad todavía, incluso cuando lo tengamos no sabemos cómo va a evolucionar y cuál va a ser el impacto. Nuestra posición es cuando podamos asegurar que los pasajeros que abordan una aeronave no tengan síntomas o la enfermedad, sea a través de pruebas previo al abordaje, las que deberán ser seguras, rápidas e incrementar la seguridad en los pasajeros”, comentó.

Cabe recordar que tanto la ACI como la IATA urgieron a los gobiernos a que utilicen las pruebas como un medio para reabrir las fronteras de manera segura y restablecer la conectividad global, y para prevenir el colapso sistémico de la industria de la aviación con apoyo financiero que no genere deuda.

Las medidas duales protegerían a los países de la importación de casos de COVID-19, evitarían una crisis de empleo en el sector de viajes y turismo, garantizarían que la estructura crítica de la aviación siga siendo viable y pueda respaldar los beneficios económicos y sociales de los que depende el mundo.

José Ricardo Botelho estimó que para diciembre próximo se alcance una operación de casi el 50% de la capacidad originalmente planificada y poco a poco recuperar el tráfico en la región.

“La recuperación será progresiva. Recordemos que en 2019 cerramos el año con más de 300 millones de pasajeros transportados en la región. Alcanzar esos niveles de tráfico nuevamente tomará tiempo, se estima que veríamos ese número de pasajeros recién en 2025”, dijo.

Mencionó que se espera que países con mercados domésticos robustos, como México y Brasil, tengan una recuperación mayor y más rápida, además cuentan con la ventaja de no haber cesado operaciones, mientras que el tráfico internacional se estima que los mercados con tráfico étnico de visita a amigos y familiares, como Colombia-España, México-Estados Unidos, Brasil-Portugal y Ecuador-España, tengan una recuperación más rápida.

Cabe recordar que la IATA estima pérdidas para las aerolíneas de la región de 18,000 millones de dólares este año, basados en una reducción cercana al 50% del tráfico aéreo para final de año. De acuerdo con datos de la WTTC, 5.9 millones de empleos están en riesgo en el sector viajes y turismo en América Latina y el Caribe y el PIB de la región puede perder 110,2000 millones de dólares provenientes de este sector.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de octubre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx