KIA Motors invierte 10 mdd en Centro Integral de Calidad

KIA Motors México pondrá en marcha su Centro Integral de Calidad dentro de la planta de Pesquería, Nuevo León, el cual inspeccionará y garantizará la calidad de los 300 mil vehículos que serán producidos en el complejo con la más avanzada tecnología, así como una pista de pruebas.

El Centro Integral de Calidad requirió de una inversión superior a los 10 millones de dólares y estará acreditado a nivel internacional. El área de control de calidad examinará la apariencia interior y exterior de los vehículos, así como su funcionamiento eléctrico, frenado y demás aspectos motrices, lo que permitirá entregar productos de la más alta calidad al consumidor.

Adicionalmente, cada nave de la planta cuenta con un proceso que es verificado por
Control de Calidad. Por su parte, las pruebas de emisiones de temperatura (de -40 a +80 °C) y de manejo en pista se realizan en el Centro Integral de Calidad, explicó la automotriz en un comunicado.

“Todas las pruebas de calidad son las mismas que se tienen en la planta de KIA Motors Georgia, con las que no solo cumpliremos las normas mexicanas sino que se tendrá una consistencia global”, aseguró Fernando Diaz, Gerente de Información y Pruebas de Calidad. “Estos procesos son parte del compromiso de la compañía por mantener siempre la más alta calidad de nuestros vehículos”, dijo.

Por su parte, la pista de pruebas de manejo es una de las innovaciones de la planta en México, ya que cuenta con distintos terrenos de prueba que otras plantas de la automotriz no tienen. La pista tiene una distancia de 3.8 km y se encuentra en un 90% de construcción.

A través de esta pista se llevará a cabo la inspección de cada uno de los vehículos Forte que se producirán en la planta. Al finalizar el ensamble y los ajustes motrices, un técnico especialista trasladará el automóvil a la pista en la que evaluará su manejo en distintas condiciones de suelo y ambiente.

“KIA Motors México tendrá una pista más robusta que la de Georgia, en Estados Unidos”, explicó Ayax Vargas, Gerente de Control de Calidad. “Por ejemplo, en México tendremos una prueba de agua en una hendidura de 30 centímetros, que es una de las características con las que no cuentan en la planta de Estados Unidos”.

La prueba está conformada por cuatro etapas que reproducen distintos tipos de asfalto, con los que se simulan condiciones similares a las de las calles del país. Con este proceso se verifica el funcionamiento y la enmendadura de fallas o errores técnicos, así como el desempeño del motor, frenado, aceleración y desaceleración en curvas.

El automóvil es expuesto a un vado con profundidad de 30 centímetros para posteriormente introducirlo a cabinas especiales en donde se simulan condiciones climáticas lluviosas con el objetivo de corregir filtraciones o paso de agua.

El compromiso con la calidad va más allá de la planta de KIA Motors, por lo que los procesos de calidad de los proveedores hasta el Tier 3 serán establecidos y supervisados por la automotriz. Los controles permitirán a la empresa producir vehículos con los más altos estándares de calidad en la industria, con lo cual puede ofrecer una garantía de siete años o 150 mil kilómetros en tren motriz.

Twitter: @RevistaT21