Agencias automotrices en línea de espera para efectuar verificaciones

Las agencias automotrices se preparan para emitir hologramas de verificación vehicular como parte de la estrategia para reducir el número de verificentros, así como para simplificar procesos de inspección y certificación.

Lo anterior debido a que la Norma Oficial Mexicana de Emergencia NOM-EM-167-SEMARNAT, tiene una vigencia hasta el próximo 30 de junio, y se espera que en la Norma Oficial Mexicana (NOM) que sustituye a la emergente se contemple el ampliar el proceso de verificación que está actualmente vigente en 15 distribuidores del Estado de México.

Ahora en la Megalópolis, en los seis estados que la conforman ya se está aplicando la norma desde el año pasado, ya ustedes lo están viviendo, muchas líneas de verificación ya no requieren dinamómetro. Seguramente la Ciudad de México está calculando cuántos sí requieren y cuántos no y está realizando los ajustes necesarios”, comentó Rodolfo Lacy, Subsecretario de Planeación y Política Ambiental, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En días pasados, la Secretaría dio a conocer la convocatoria para operar 55 verificentros en la Ciudad de México bajo los nuevos lineamientos, con lo que además se reducirá el número de estos centros ya que actualmente son 67 los que operan en total.

En ese sentido, Rodolfo Lacy explicó que todas las agencias ya cuentan con la tecnología mecatrónica e incluso en el Estado de México algunas ya que emiten hologramas, “pero eso depende cada estado, ellos son los que autorizan a los centros de verificación; ahora con los nuevos procedimientos va a ser más fácil tener un verificentro, pero ya no con estas líneas con toda la infraestructura que era necesaria”, precisó.

Al respecto, Guillermo Rosales, Director General Adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), explicó que si bien en la NOM se considera que los distribuidores lleven a cabo labores de verificación de emisiones, es facultad de las entidades que componen la Megalópolis acatar esta situación, por lo cual AMDA solicita, en particular en la Ciudad de México se adopte esta estrategia.

En los 15 distribuidores del Estado de México donde se cuenta con una línea de verificación, se implementó previo a la fase emergente de la contingencia ambiental experimentada entre abril y junio del año pasado, por lo cual ya no se pudo dar continuidad a este proceso, comentó Rosales. En este caso, la única limitante que tienen los distribuidores es que sólo pueden verificar vehículos de su marca.

Lacy Explicó que una línea de medición de gases requiere del servicio de una estación metereológica, un sensor infrarrojo, una banca óptica, un dinamómetro, entre otros elementos, “y todo eso ya no es necesario en la prueba mecatrónica”.

Detalló que la conexión electrónica permite que haya información en la "nube", donde se autoriza la entrega de la calcomanía ya que se cuenta con el historial de cada vehículo, sin embargo no dio más detalles al respecto.

Para los modelos anteriores a 2006, dijo que se tendrán que verificar con dinamómetros o procedimientos estáticos -dependiendo de sus características, y agregó que el 50% de la flota vehicular del Valle de México se encuentra en estas condiciones.

Con información de Didier Ramírez.

En colaboración con MXInfrastructure.

Comenta y sígueme en Twitter: @XanathLastiri