Industria automotriz mexicana reanuda sin coordinación

Luego de que el gobierno federal incorporara a la fabricación de equipo de transporte (donde se encuentra la producción y exportación automotriz) a la lista de actividades esenciales, cada fabricante de autos ha tenido que completar la Autoevaluación de Seguridad Sanitaria para obtener el resultado de cumplimiento aprobatorio para reiniciar sus operaciones emitido por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Esta industria automotriz ha tenido que modificar los espacios de trabajo para garantizar la seguridad sanitaria de sus empleados, implementando el distanciamiento social dentro de las medidas sanitarias luego del paro temporal de operaciones para prevenir la propagación del COVID-19 (coronavirus).

Actualmente las plantas de producción que han iniciado con la reanudación gradual de sus operaciones son General Motors en sus complejos de Ramos Arizpe, Coahuila, y Silao, Guanajuato, así como Nissan en su planta de Aguascalientes.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

Caso contrario es el de Volkswagen y Audi, ya que las automotrices, a pesar de contar con un protocolo de más de 100 lineamientos para garantizar la seguridad sanitaria de los trabajadores, sus plantas no han podido reanudar operaciones en Puebla, luego de que el gobierno estatal decretara que el regreso será hasta el 15 de junio, pero dependiendo de las condiciones sanitarias y el nivel de contagios registrados en dicha entidad.

Pisos de venta automotriz

Por su parte, las distribuidoras de autos nuevos se encuentran a la espera para conocer la reanudación de actividades a partir del 1 de junio, sin embargo, los pisos de venta serán abiertos acorde a los lineamientos establecidos en la etapa 3 del Plan de reanudación de actividades, en donde se establece que dará inicio al sistema de semáforo por regiones para la reapertura de actividades sociales, educativas y económicas, de acuerdo a la intensidad del color de cada entidad federativa.

Al respecto, Jorge Vallejo, CEO de Mitsubishi México, dio a conocer en entrevista para T21 que la reanudación de actividades en la red de distribuidores de la compañía japonesa se realizará acorde a la definición marcada por cada municipio.

“Estamos sanitizando los espacios de trabajo e implementando un programa integral de medidas de seguridad para salvaguardar la salud del personal”, aseguro Vallejo.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante abril pasado la venta de autos en México cayó 64.5% al colocar 34 mil 903 unidades respecto a abril del año anterior ante el freno realizado como medida sanitaria para evitar la propagación de la pandemia COVID-19 (coronavirus), así como la caída en la demanda de vehículos ante la incertidumbre mundial.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) estima que el volumen de unidades comercializadas para el mes de mayo de 2020 sea de 14 mil 295 a 16 mil 252 con una caída anual esperada del 35 por ciento.

Comenta y síguenos en Twitter: @ItzelDuranM / @GrupoT21