Matamoros, a ganar protagonismo en el mapa

El transporte ferroviario participa con cerca de 15% en el intercambio comercial entre México y Estados Unidos, esto se tradujo en que durante 2014 cruzaron 10 mil 413 trenes entre ambos países; de este volumen, 6.5% lo hizo por el punto de Matamoros (Tamaulipas)-Brownsville (Texas).

La posición que guarda este lugar en el intercambio de mercancías por ferrocarril se anticipa sufrirá una transformación a partir de la implementación del West Rail Bypass Bridge, el nuevo cruce entre ambas regiones.

Aunque inició operaciones este nuevo punto a finales de agosto, las perspectivas se orientan a que se manejen entre 13 y 14 trenes diariamente, que dará como resultado un volumen de 24 millones de toneladas, es decir 50% de incremento sobre los niveles actuales.

Entre los aspectos que se suman a este esfuerzo está el hecho de que la nueva infraestructura ya no cruza por la zona urbana de la región, al tiempo que se espera un incremento en la velocidad de tránsito a 60 kilómetros por hora (km/h) desde los 20 que se tenían hasta antes del nuevo cruce.

A través de este nuevo cruce ferroviario, se dará una opción más a los exportadores e importadores para cruzar la frontera sin tener que realizar esperas en los cruces que más saturación presentan como Laredo o El Paso, tema que se traducirá en un ahorro de tiempo para los usuarios.

Si quieres conocer más detalles sobre este trabajo, consulta la versión electrónica de T21 en su edición de septiembre páginas 47-48 en este link.

Twitter: @irale1427