Libramiento de Monterrey evitaría paso de 35 trenes diarios por la ciudad

Hace unos días, Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador de Nuevo León, anunció que Ferromex destinará 600 millones de pesos (mdp) para la conclusión del Libramiento Ferroviario de Monterrey , tema que es visto “con buenos ojos” por los usuarios del tren, ya que no sólo beneficiará la zona regia, sino a la industria usuaria de este transporte.

Lo anterior, debido a que disminuirán los incidentes viales y habrá un desahogo de tránsito en la ciudad, además de que mejorará los tiempos de traslado del ferrocarril, esto contemplando que actualmente cerca de 50 trenes atraviesan al día por la zona metropolitana de Monterrey, de los cuales 15 van a las industrias establecidas en la capital del estado, mientras que el resto va rumbo a las fronteras o al centro del país.

Hay posibilidad de que los demás trenes dejen de circular por la zona metropolitana de Monterrey y considerando la longitud de algunos trenes, que ya llegan hasta tres kilómetros (km), nos libraría de mucha vialidad porque estaríamos evitando los cruces ferroviarios con el carro particular y autotransporte”, indicó Jesús Francisco López Molina, Presidente de la Comisión de Transporte de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) Nuevo León.

En este sentido coincidió José Zozaya, Presidente, Gerente General y Representante Ejecutivo de Kansas City Southern de México (KCSM) debido a que la conclusión del libramiento evitará que por lo menos 35 trenes al día, que no van con destino a la zona industrial de Monterrey, atraviesen por dicha región, incrementando la velocidad del viaje.

Los trenes que no van a Monterrey ya tendrán una forma de viajar sin atravesar la mancha urbana. Lo que generará que los trenes puedan circular de manera más eficiente alrededor de las ciudades tocando lo menos posible la mancha urbana”, comentó Zozaya en entrevista para T21.

Asimismo, el Presidente de la Comisión de Transporte de la Caintra destacó que la conclusión del libramiento aportará a terminar con un conflicto que se presenta respecto a una conexión de infraestructura que retrasa los cruces de los ferrocarriles de Ferromex con KCSM y viceversa.

Este libramiento conectaría estas infraestructuras para que Ferromex pueda conectar del puerto de Altamira hacia Piedras Negras, entonces se terminaría con la restricción física que actualmente no permite un intercambio adecuado y óptimo generando retrasos de hasta 24 horas en el intercambio entre las ferroviarias para acceder a la zona metropolitana de Monterrey. Con el libramiento habría un día de ahorro en tiempos y ya podrías competir como ferrocarril de manera más eficiente ante el autotransporte que también maneja mercancías y la carga contenerizada a la zona metropolitana de Monterrey”, expuso López Molina.

Lo anterior, agregó, no solamente generará eficiencias en materia de costos para la industria y los usuarios, sino que además atraerá más inversión al estado de Nuevo León, debido a que a través de esta infraestructura ferroviaria tendrán mayor competitividad.

Cabe señalar que dicho libramiento entró en operación en 1986 con una longitud de 39 km, conectando las líneas M y B, de Tampico a Gómez Palacio y de la Ciudad de México a Nuevo Laredo, siendo esta última línea parte integral del corredor ferroviario México-Nuevo Laredo.

No obstante aún falta por culminar su interconexión con la Línea F, Monterrey- Matamoros, tres puentes y señalización a lo largo de un tramo de 21 kilómetros de vía concesionada a Ferromex, cuya inversión, señaló el gobernador del estado, ascenderá a 600 mdp, pese a que en el Plan de Desarrollo Ferroviario de Nuevo León 2011-2020 se estima en 400 mdp.

Twitter: @Irale1427