México pierde capacidad en almacenaje para cadena de frío

En los últimos dos años, México perdió un millón de metros cúbicos (m3) en su capacidad de almacenaje enfocada a la cadena de frío, de acuerdo con el 2020 GCCA Global Cold Storage Capacity Report.

En 2018 el país contaba con 15 millones de m3 en su capacidad de almacenaje frío, mientras que en 2020 esta se redujo a 14 millones de m3, de acuerdo con lo que se refiere en el reporte.

De los 14 millones de m3, un 39% pertenece a operadores logísticos 3PL (Third Party Logistics), mientras que el resto es utilizado de manera privada por las propias compañías que manejan alimentos o productos perecederos.

Este análisis bianual de la capacidad mundial en almacenaje para la cadena de frío es realizado por la Asociación Internacional de Almacenes Refrigerados (IARW por sus siglas en inglés), en asociación con la Alianza Global de Cadena de Frío (GCCA por sus siglas en inglés).

También lee: Pymes, ¿qué caminos logísticos tomar en El Buen Fin y el e-commerce?

Derivado de esta disminución en la capacidad de almacenaje frío total, México también perdió capacidad en m3 por habitante urbano, de 0.152 en 2018 a 0.138 en 2020, por debajo de la media mundial que es de 0.15.

Esta pérdida de almacenaje en cadena de frío en México se da en momentos en que el país se prepara para el manejo y distribución de la vacuna contra el COVID-19 –aún en fase de pruebas-, mientras que ha descartado rotundamente el uso de la desarrollada por la compañía farmacéutica Pfizer, al no contar con una infraestructura capaz de soportar la necesidad de conservación del producto de -70 centígrados (ultracongelación).

“Este es un reto muy grande, la Organización Mundial de la Salud ya lo ha expresado, todos los países, si es que quieren utilizar esta vacuna, deberían considerar que no pueden adquirirla a menos que haya una red no de refrigeración, sino de ultracongelación”, ha dicho Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, quien ha liderado la estrategia del país contra el coronavirus, en su pasada conferencia vespertina del 12 de noviembre.

El Gobierno federal firmó precisamente con Pfizer una carta de intención respecto a la adquisición de estas vacunas para tener ventaja de un acceso oportuno, aunque no se han firmado los contratos, detalló el funcionario.

“Y una de las consideraciones importantísimas para firmar o no los contratos depende de que se realista la posibilidad de garantizar este sistema de ultracongelación que nos permita llevar en tiempo, forma y con las condiciones adecuadas este producto”, refirió en la misma conferencia.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de noviembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx