BID publica perfil de las APP portuarias en América Latina y Caribe

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dio a conocer un análisis del “Perfil de las asociaciones público-privadas en puertos de América Latina y el Caribe: Principales cifras y tendencias del sector”, en el que aborda los diferentes tipos de modelos de operación portuaria en la región desde hace poco más de 20 años.

En sus mensajes claves, el estudio del BID destaca que las terminales operadas bajo esquemas de asociaciones público-privadas (APP) movilizan el 91% de la carga contenerizada de terminales portuarias de propiedad estatal. Este esquema es predominante en la mayoría de los países, aunque todavía cuenta con potencial de crecimiento en algunos países de la región, especialmente en Centroamérica y Caribe.

Asimismo, agrega que los operadores portuarios internacionales manejan el 61% del tráfico de carga contenerizada en terminales APP de la región, con un rol destacado de SSA, Hutchison, APM, y TIL. Los operadores de origen regional manejan el 32% del tráfico, destacando firmas chilenas, colombianas y brasileñas con principal presencia en su país de origen; y, sólo cuatro compañías mueven cerca del 50% del tráfico regional.

La gran mayoría de los procesos APP portuarios de la región han sido proyectos brownfield (72%), por un plazo de 25 años, con un proceso de licitación pública donde se han presentado un promedio de dos ofertas, y donde el factor de licitación más recurrente ha sido el mayor pago al gobierno.

Además, las terminales portuarias APP son autosostenibles y generan pagos al gobierno mediante una combinación de pago anual fijo más un porcentaje variable de los ingresos o un pago por contenedor (con alta variabilidad, llegando incluso hasta el 30% del total de los ingresos del operador), y con criterios de inversiones y mantenimiento requeridos. De forma general, el sector privado asume los riesgos comerciales, de operación y construcción, quedando en el lado público la gestión de tierras, regulatorio y de fuerza mayor.

El BID también señaló en este apartado que las renegociaciones son comunes (90%) en los casos analizados, afectando a las inversiones requeridas (71% de los casos), montos de los pagos al gobierno (57%), o las áreas en cesión (62%). Se encontraron cerca de cuatro adendas en promedio por APP, con un mínimo de 1 un máximo de 15.

Inversiones y movimientos

De acuerdo con el BID, las inversiones privadas en el sector han sido relevantes, aunque persisten altas necesidades de inversión. En total, a lo largo de las dos últimas décadas, el sector ha recibido más de 26 mil millones de dólares (mdd) por parte privados en la región, a través del desarrollo de esquemas APP en terminales portuarias de América Latina y el Caribe, conformando la región del mundo donde mayor concentración de proyectos APP ha tenido lugar desde 1990 hasta la actualidad – más de 150 proyectos.

Sin embargo, el subsector sigue enfrentando retos. Procesar un contenedor en puertos latinoamericanos toma más de tres veces el tiempo que toma hacerlo, por ejemplo, en Singapur (Banco Mundial, 2018). La necesidad de seguir incrementando la competitividad del sector, unido a la falta de capacidad en algunas instalaciones, así como la obsolescencia de otras, generan necesidades de inversión superiores a los 246 mil mdd antes de 2040, de acuerdo con la iniciativa del G20 Global Infrastructure Outlook. Según CAF (2016), ALC tendrá un déficit en capacidad de manipulación de contenedores de 113 millones de TEU al 2040, lo que generará necesidades de inversión superiores a 15 mil mdd a 2025 y 50 mil mdd a 2040.

Para desarrollar el perfil de APP portuarias en la región, se recolectó y consolidó información a nivel de terminal portuaria según disponibilidad para 23 países de ALC. Se incluyeron terminales o puertos del listado publicado por organismos gubernamentales de Argentina, Brasil, Colombia, Jamaica, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay; y por organismos privados especializados para el caso de Chile, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, y Nicaragua. Además, se incluye una muestra de terminales para Bahamas, Barbados, Belice, Guyana, Ecuador, Haití, Surinam y Trinidad y Tobago.

El BID identificó un total de 189 terminales portuarias que movilizan carga contenerizada en la región. Del total, 14 terminales son de uso privado, 18 son de uso público y propiedad privada, 38 son de propiedad y operación estatales, y 119 son operados con un esquema APP.

Brasil cuenta el mayor número de terminales (57), seguido de México (20), Argentina (16), Colombia (15), Chile (10), Perú (10), Ecuador (7), Panamá (6), Rep. Dominicana (5) y Costa Rica (4). En Bahamas, Belice, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, y Trinidad y Tobago se identificaron entre dos y tres terminales. Finalmente, en Barbados, El Salvador, Guyana, Jamaica, Surinam y Uruguay se identificó una terminal en cada país.

En términos generales, el 77% de la carga total contenerizada de ALC se moviliza en puertos APP, 15% en puertos de propiedad privada y 8% en terminales de operación estatal.

El sector portuario presenta una elevada concentración en términos de operadores portuarios, donde ocho de ellos mueven más del 75% del tráfico regional. Los principales operadores identificados, que representan el 87% del total de carga contenerizada total movilizada en terminales APP.

Los principales son SSA y Hutchison con 16% y 14% del mercado respectivamente. Les siguen APM con 13% del mercado, TIL con 8%, y SAAM e ICTSI con 7% cada uno. GPC tiene 6% y DP World 5 por ciento.

Les siguen Santos y PSA con 4%, y Ultramar-ATCO y Wilson con 3%; por su parte, Evergreen, Libra y Tucumann poseen un 2% del total cada uno. Otros operadores con 1% o menos de participación del mercado regional son: HIT, Katoen Natie, OCUPA, CSN, SP Santa Marta, SP Barranquilla, COMPAS, GEN, y Romero.

De manera agregada, los operadores internacionales representan el 55% del total, mientras que los regionales suponen el 26% y combinaciones internacional-regional representaron el 6% de la carga contenerizada operada en puertos de propiedad estatal.

Respecto del desempeño de las terminales, el BID sostiene que resulta relevante resaltar que la poca disponibilidad de información del desempeño de las APP en la fase de operación no permite realizar comparaciones de cumplimiento de obligaciones y de desempeño en servicios y calidad. La falta de transparencia, además, debilita el esquema de APP al no permitir a agentes interesados conocer los términos de los acuerdos ni del cumplimiento de obligaciones de las partes.

En ALC existe un bajo nivel de transparencia y difusión de bases, contratos, e indicadores de desempeño de los operadores. En Argentina, México, Jamaica, Guatemala, Panamá, EL Salvador, Haití, Nicaragua, Trinidad y Tobago, y Bahamas no se publica ninguna de la información antes mencionada.

Sólo Perú, que cuenta con un ente regulador independiente de APP de transportes, difunde todos los ítems considerados. Salvo dicho caso, en ningún país los organismos de gobierno publican información referente a cumplimiento de obligaciones operacionales y de inversión ni de pagos al gobierno. En Chile y Colombia se cuenta con información de los contratos (y de las modificaciones en Colombia). En Brasil se cuenta con información de contratos y modificaciones y en algunos casos, dependiendo del operador con información financiera de los
mismos.

En agregado el 61% de la carga total de ALC se moviliza en puertos APP, 30% en puertos de propiedad privada y 9% en terminales de operación estatal. El 100% de la carga se moviliza en terminales APP en Colombia, Ecuador y Panamá. En México, Perú, Uruguay, Honduras, Jamaica, y Argentina, entre el 61% y 95% de la carga total se moviliza en terminales APP y el resto en terminales de operación estatal.

En Rep. Dominicana y en Costa Rica se moviliza el 54% y 35% respectivamente de carga contenerizada en terminales APP y el resto en terminales de operación estatal. En Chile y Brasil, el 52% y 47% respectivamente se moviliza en terminales APP, el 4% y 5% en terminales de operación estatal, y el 46% y 48% en terminales de propiedad privada.

En Nicaragua y El Salvador el 100% de la carga es movilizada en terminales de operación estatal. Finalmente, en Belice el 100% de la carga es movilizada en terminales de propiedad privada, así como el 98% en el caso de Bahamas.

Si deseas consultar el estudio del BID, puedes ingresar a este enlace.

Comenta y sígueme en Twitter: @BetoZanela

Consulta la edición electrónica de la revista T21 de febrero en este link