Se registra caos en inmediaciones del puerto de Manzanillo

El día de hoy coincidieron diversos factores que están afectando la operación del puerto de Manzanillo, con filas de camiones que llegan a los seis kilómetros de longitud en espera de llegar o salir del recinto portuario.

Fuentes consultadas por T21 refieren que la disminución en el personal de la Aduana derivado de disposiciones sanitarias por el COVID-19 es una de las causas de estas afectaciones, aunado a que se comenzó con un estricto uso de cubrebocas a toda persona que se encuentre o transite en las diversas áreas de la Aduana.

Otro factor que incide es la revisión a las condiciones sanitarias y de salud de los operadores del autotransporte que se encuentran en el patio regulador de camiones fuera del puerto, con lo que se ha ido retrasando la operación.

Datos conseguidos apuntan también a variaciones en los volúmenes de contenedores en las terminales que están alterando el flujo del autotransporte en las inmediaciones del recinto portuario, lo cual se verificó por este medio.

El agente aduanal Hugo Herrera, Presidente estatal del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), indicó que hubo cambios dentro del puerto que originaron el conflicto, como es el caso de la mudanza de la naviera Evergreen de la terminal de Ocupa a la de Hutchison Ports Timsa, así como la mudanza del servicio ACSA 1 de CMA CGM la terminal de SSA México a Contecon.

Estimó que esta situación podría prevalecer alrededor de un mes, debido también a que está arribando la carga retrasada dadas las restricciones derivadas de la pandemia por el COVID-19, situación en la que coincidió también Héctor Mora Gómez, Director General de la Administración Portuaria Integral (API) Manzanillo, quien reconoce que estos cambios de navieras y terminales causan un periodo de reajuste en las operaciones portuarias.

Antes estos incrementos en los volúmenes, la Comunidad Portuaria se encuentra trabajando debido a que prevé un alza considerable en la demanda de servicios logísticos pues, ante el cierre de plantas de manufactura en México por el coronavirus y la falta de espacios para recibir sus insumos, el puerto estará siendo utilizado como almacén.

Hector Mora también comentó que la API lleva a cabo obras de infraestructura afuera del recinto, específicamente en la glorieta de Minatitlán, así como algunas otras, las cuales están próximas a terminar y con ello dar mayor agilidad al flujo del autotransporte.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21