La aceleración "forzada" de la industria de logística ante la nueva normalidad

Hoy el mundo está viviendo una profunda transformación, debido a la pandemia de COVID-19, hemos presenciado cambios drásticos en las operaciones de la mayoría de las industrias. Uno de los sectores que más ha tenido que adecuarse a esta nueva normalidad es el sector logístico, una industria vital en todos los países porque ha sido la encargada de suministrar a todas las entidades y negocios, desde materia prima hasta los productos terminados a diferentes sectores.

Un claro ejemplo es la importancia que ha tenido al suministrar los productos del sector salud y de primera necesidad ante la crisis actual que estamos viviendo, es por ello que las empresas dedicadas a prestar este servicio han tenido que incrementar sus operaciones, como nunca antes visto, para cumplir con sus obligaciones de negocio.

Esta pandemia representa uno de los desafíos más fuertes que han tenido que enfrentar las cadenas de suministro, ya que debido a las operaciones que se manejan han buscado modelos más agiles y relaciones más fuertes con diferentes proveedores para poder salir adelante.

No obstante se han derivado retos por el impacto que sufrieron las cadenas en los diferentes países, pues se presentó desabasto de materias primas por la falta de suministro de las mismas, aumento de tiempo de tránsito de la unidad, retraso en entregas o perdida de activos con el total de la carga, problemáticas que afectan las operaciones de muchas industrias debido a la falta de visibilidad en las operaciones y falta de comunicación entre las partes de las cadenas.

Es cierto que ninguna empresa, y sobre todo ningún sector estaba preparado para un escenario como el actual, por ello han tenido que comenzar a innovar y a mejorar los procesos, como por ejemplo, el uso de la tecnología para desarrollar soluciones a los problemas cotidianos. El uso de diversas plataformas y servicios tecnológicos se ha vuelto una parte esencial de este sector, la automatización de procesos y almacenes ha sido uno de los grandes pasos que ha tenido que dar el área de logística, y aunque se tenían planes para implementarlo en el futuro cercano, por la llegada del COVID-19 ha tenido que llegar mucho más rápido.

Una de las mejoras que también se han logrado es la obtención de la información por medio de los dispositivos IoT (Internet de las Cosas, por sus siglas en inglés), ya que gracias al gran desarrollo y aceleración por parte de desarrolladores, para tener un mayor control sobre los procesos, se ha logrado tener un flujo de información que ha permitido la creación de sistemas capaces de manejar una base de datos tan amplia, como para poder cubrir cada uno de los eslabones de la cadena de suministro y de logística, teniendo un mayor control de rutas, cargamentos, localización inmediata de un producto, hasta lograr satisfacer la demanda que se ha pronosticado.

La pandemia nos dejará una gran enseñanza, pues las industrias han tenido que innovar y hacer uso de nuevas tecnologías, la alianza de organizaciones con empresas tecnológicas que ofrecen soluciones de seguridad, comunicación y análisis de datos ha sido clave para cumplir con los requerimientos de la operación misma. La aplicación de la tecnología, el aumento de una red de proveedores y sobre todo una comunicación eficiente de los canales de distribución con los mismos, son algunas de las enseñanzas que deja esta pandemia a empresas logísticas y a las cadenas de suministro de las empresas.

El autor es Gerente de Canales para México de Globalstar Latinoamérica.

Comenta y sigue a Antonio Lagunes en Linkedin.

Comenta y síguenos: @GrupoT21

Consulta la edición electrónica de la revista T21 de noviembre en este link.
Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx
.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)