Volga-Dnepr y su imitable compromiso con la seguridad

Luego de un reciente y muy serio incidente de uno de sus Antonov AN-124 en el aeropuerto de Novosibirsk, Rusia, relacionado con una falla de los 4 motores Lotarev (Progress) D-18T que lo propulsan, evento que por cierto me recuerda mucho lo ocurrido con ese Airbus A380 de Qantas en el aeropuerto de Singapur en el año 2010, el operador logístico aéreo Volga-Dnepr, con base en Uliánovsk, también en Rusia, anunció el pasado 25 de noviembre la suspensión con carácter de “inmediato” y por razones de seguridad de los vuelos de su flota de 8 AN-124, gigantescos y hoy, gracias a sus prestaciones que incluyen una capacidad de hasta 122 toneladas u 800 metros cúbicos de carga, considerados estratégicos protagonistas en las cadenas de suministros globales por vía aérea.

Lo relevante de la medida no es que se haya tomado sin mediar una solicitud para ello por parte de las autoridades aeronáuticas rusas, sino que la aerolínea decidió retirar del servicio su principal activo aéreo en plena temporada alta, y más aún cuando las cadenas de suministro dependen quizás más que nunca de la oferta de aerotransporte de gran peso y volumen.

“Esta es una decisión que hemos pensado bien. Queremos ser proactivos y preventivos y demostrar que somos una operadora responsable en la que la seguridad está antes que nada”, afirmó a nombre de la aerolínea su jefe comercial. “Deseamos continuar siendo el más seguro operador en el mundo y poner en tierra esta flota está en los mejores intereses de la sociedad”, apuntó, aun cuando reconoció que esto representará un reto para reacomodar los embarques afectados, toda vez que su flota de AN-124 estaba completamente contratada.

“No nos importa cuántos ingresos perdemos, esto no es siquiera relevante en estos momentos. La seguridad es más importante que cualquier potencial beneficio derivado de la temporada alta”, continuó diciendo el ejecutivo.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Si bien este analista lamenta lo sucedido, en especial las consecuencias negativas que potencialmente tendrá la decisión de la aerolínea en la logística global, quien firma la nota está encantado con su actitud, misma que por cierto le recuerda la que adoptó Singapore Airlines en el 2000 luego del fatal accidente de uno de sus Boeing 747-400 en el aeropuerto de Taipéi, Taiwán, al reaccionar de manera proactiva y generosa al atender logística, sanitaria, emocional y monetariamente las necesidades de los afectados directos e indirectos por el accidente, independientemente de las causas que pudieran haber dado origen y sin esperar dictamen o informe interno o externo alguno para hacer esto. Recuerdo que inclusive publiqué un artículo titulado “Singapore 006, la manera correcta de reaccionar”.

Por lo tanto, quizás el título de esta columna podría ser similar, es decir: “Volga-Dnepr en Novosibirsk y la manera correcta de actuar”.

¿Y cómo le va a hacer entonces la aerolínea para apoyar a sus clientes en la búsqueda de la capacidad aérea que necesitan en el corto plazo? ¡Menudo reto! Y más si en una de esas las investigaciones respecto a lo ocurrido en Novosibirsk obligan a la autoridad aeronáutica certificadora del AN-124 a poner en tierra a más de ellos, si es que no a todos.

¿Habrá en el mercado suficientes 747 cargueros disponibles para reemplazarlos? No está tan sencillo…

Lo cierto es que por la manera como ha gestionado el incidente de su AN-124, me da la impresión de que los clientes de Volga-Dnepr están en buenas manos.

Encomiable y hasta imitable el sentido de responsabilidad de esta operadora aérea.

Sobra decir que por el bien de la logística aérea mundial en particular la asociada a los grandes embarques, deseo que los problemas del AN-124 se resuelvan pronto, sin afectar demasiado a la demanda y que el modelo siga haciendo el gran trabajo que desde hace décadas ha hecho en beneficio de la economía y seguridad globales.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de diciembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx