Celadon impacta logística crossborder México-EU

Con cerca de tres mil tractocamiones y más de 10 mil remolques al servicio de la industria en Norteamérica, la noticia de que Celadon Group dejó de operar a partir de este lunes 9 de diciembre impuso un reto a la logística transfronteriza (crossborder) entre México y Estados Unidos… y algunas operaciones con Canadá.

Este lunes se informó que Celadon se adhirió al Capítulo 11 del código del Tribunal de Bancarrota. Con esta decisión, las estimaciones de los participantes de la industria del autotransporte identificaban un impacto en más de 600 embarques diarios por parte de esta empresa.

Te recomendamos: Quiebra de Celadon, sin precedente en la industria del autotransporte

Transportistas consultados por T21, y que no quisieron ser nombrados, manifestaron que la situación de Celadon motivó que desde el viernes pasado se estuviera en comunicación con los diversos clientes afectados, así como con organismos empresariales para buscar alternativas y cumplir con las entregas en ambos territorios.

En la perspectiva de Raúl Monroy, Director General de Transportes Monroy Schiavon (TMS), un efecto inmediato que tendrá esta decisión es un conflicto en la logística respecto al tránsito internacional de las mercancías, además de que incrementarán los precios de los servicios, ya que “de por sí la demanda de exportación estaba incrementando los precios”.

Un caso específico es la industria electrónica concentrada en el occidente del país, principalmente en Jalisco, donde alrededor de un centenar de empresas concentra el 51% de las exportaciones de ese estado y la mayoría tiene contratos con transportistas locales que, a su vez, están relacionadas con Celadon.

“Al tronar una de las grandes obviamente que el suministro (de cajas de 53 pies) sí se va a ver afectado porque se les van a cargas las manos a los otros (transportistas). De por sí que tenemos en la zona de occidente un problema con el suministro de cajas”, indicó en entrevista José Antonio Sánchez, Director del Comité de Logística del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (index).

Sánchez explicó que son pocas las empresas que cuentan con cajas propias, mientras que la mayoría espera que se sean desocupadas por las importaciones que realizan las grandes cadenas de autoservicio o las propias que "bajan" de Estados Unidos hacia la zona del Bajío mexicano, por la industria automotriz.

“(Claro que) tendremos retrasos en las entregas de los productos”, dijo.

Otra industria en donde tenía participación relevante Celadon es la automotriz, "nosotros vemos un área de oportunidad para cubrir los embarques de la industria automotriz que se quedaron tras el anuncio de Celadon, pero tendría que ajustarse su plan de producción a las particularidades que tenemos en el intermodal en cuanto a tiempo de tránsito", consideró Daniel Sámano, Director General para México de Hub Group.

OPORTUNIDAD DE NEGOCIO
En sus reportes financieros, Celadon reportaba a Servicios de Transportación Jaguar como una filial en México. Con base en los datos del Top 100 del Autotransporte® 2019, realizado por Grupo T21, esta firma contaba con 593 tractocamiones y 750 equipos de arrastre, todos en atención a la operación de Estados Unidos y Canadá.

Para Humberto Vargas, Presidente de la Asociación Mexicana del Transporte Intermodal (AMTI), la disminución que se tendrá de equipo en carretera es una oportunidad para el intermodal para movilizar las cargas que están detenidas, convirtiendo clientes que de alguna manera tenían compromiso y que se van a ver afectados.

En ese sentido, varios transportistas manifestaron que buscarán captar esa oportunidad de mercado a través de ofrecer un servicio de rápida reacción, atendiendo la necesidad de los clientes de colocar sus productos en el destino o movilizarlos desde su origen.

“Considero que es una oportunidad para que las empresas mexicanas incrementen las operaciones de transbordo, y con ello ampliar la posibilidad de encontrar transporte interno en Estados Unidos”, agregó Raúl Monroy.

Otra área de oportunidad es la relacionada con los operadores, ya que desde hace varios días diversas plataformas enviaron mensajes para captar esta necesidad laboral, luego de que Celadon reportaba cerca de dos mil 533 operadores directos.

“Los operadores se colocarán ágilmente ante el déficit que existe tanto en Estados Unidos como en México, si fuera el caso”, comentó un empresario del sector del autotransporte.

ENSEÑANZA
“Esto es algo que ya se esperaba y muchas empresas estábamos esperando, el tema es que ahora debemos responder ante esta situación”, comentó otro transportista con operaciones en la zona de Nuevo Laredo.

En este tenor suma Julián Garza, Director General de Super Transporte Internacional (STI), al asegurar que “pese a que ya se tenía previsto el cierre de la empresa, lo que terminó con ella fue que el mercado en Estados Unidos tuvo un freno en los últimos meses, lo que ha afectado el flujo de la carga con México y presiona significativamente los precios de los fletes”.

La experiencia de esta situación es que los transportistas deben analizar de forma correcta su administración, para no tener un impacto en sus costos, ante un escenario de más millas recorridas e incremento en rotación de los operadores, puntualizó Garza.

“Esto es un llamado de cautela, para administrarse bien y hacer ajustes logísticos. No sólo para STI, todos debemos y debimos hacer un análisis de los gastos, así como una campaña más sólida comercial para no dejar que nos pegue esta situación que se está dando y que al parecer comienza a recrudecerse”, comentó Garza.

El razonamiento del directivo está orientado a que la incertidumbre en la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y el proceso de elecciones en Estados Unidos que impactará desde el arranque de 2020, podría incidir aún más en esta actividad.

Así mismo, Manuel Díaz, Director General de SEKO Logistics, proveedor de soluciones para la cadena de suministro, cuestionó el hecho de que entre México y Estados Unidos no haya paso directo y, en su defecto, las cajas tengan que cambiar de tractocamiones, un punto que no fue siquiera revisado en las negociaciones del T-MEC.

“Mi recomendación sería: inmediatamente siéntate con tus proveedores (de transporte) y no le juegues al negociador, juégale a la relación de negocios ganar-ganar, para que por lo menos asegures tu primer trimestre, que te garanticen que te van a dar a ti su disposición de cajas porque sí va a haber un desbalance en los próximos 60 a 120 días”, dijo.

(Con información de Irais García, Didier Ramírez y Enrique Duarte)

Comenta y síguenos: @XanathLastiri / @Irale1427 / @DidierRT / @EDuarteT21 / @GrupoT21