Transportistas deben estar alerta ante posible alza de robos

La Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV) estimó que el robo al transporte de carga puede incrementar entre 30 y 50% en abril y mayo de 2020, debido a la inseguridad que provoca la demanda de productos básicos a causa de la emergencia sanitaria por COVID-19 (coronavirus) y por la tendencia de este ilícito que ha detectado entre sus miembros en los últimos años.

“Los robos de los bienes básicos pueden aumentar mucho en las zonas urbanas, donde está la gente, es decir, donde hay mayor demanda. Los robos en carretera y autopistas creemos que se van a mantener, pero también estamos previendo que la agresividad y la violencia con que se cometen los asaltos al transporte crezcan”, comentó a T21 Víctor Manuel Presichi Amador, Presidente de la ANERPV.

De acuerdo con el representante de los proveedores de sistemas de seguridad para el transporte, en marzo de 2020 se detectaron 230 robos a transportistas,17.34% más que en febrero de 2020, cuando hubo 196.

Datos de la ANERPV indican que entre estos mismos meses de 2019 el incremento fue de 24.42% y aunque un año antes, es decir 2018 hubo una baja de 6.2% contra 2017, en 2017 el repunte fue de 10 por ciento en comparación con 2016.

“Siguiendo esta tendencia y la situación actual, vemos con mucho temor y preocupación que sea el inicio de una nueva etapa de crecimiento del robo”, expresó Presichi Amador.

Cobertura especial: COVID-19 “contagia” al autotransporte y a la cadena de suministro

En contraste, el Presidente de la ANERPV destacó que en el primer trimestre de 2020 el número de robos bajó 35% en comparación con igual periodo de 2019, y que los últimos nueve meses la incidencia de este delito ha disminuido.

“Hay que reconocerlo, la policía ha venido haciendo un buen trabajo, un trabajo evidente, pero (con la situación actual), habiendo un mayor protección y reacción de la policía, el delincuente va a responder con mayor violencia”, agregó.

En días pasados las autoridades federales alertaron sobre diversos saqueos a tiendas de autoservicio en el Estado de México, Puebla y Ciudad de México, así como alertas de atentados en centros de autoabastecimiento en Jalisco, Morelos, Tabasco, Veracruz y Baja California.

“Tememos que en los próximos meses, cuando la economía del país baje de nivel, se incremente la demanda de productos básicos a bajo precio como alimentos procesados, medicamentos, de higiene personal, calzado y ropa; y justo ahí, el mercado negro se dinamiza para vender robado o apócrifo”, agregó Víctor Manuel Presichi.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21