Recuperación del mercado requiere cautela y disciplina: Fernando Bernal

Luego de que la industria automotriz y la construcción fueran consideradas como actividades esenciales para lograr su reactivación a mediados de mayo pasado, la dinámica en estos sectores de la economía ha ido en crecimiento y con ello la demanda de una mayor logística.

“La industria automotriz, así como se detuvo, en su reactivación fue como si accionaran un switch, con ello, la demanda de los volúmenes de carga ha sido alta sobre todo en el tema de la reposición de inventarios para continuar con su producción”, comentó en entrevista con T21, Fernando Bernal, director comercial corporativo de Grupo Transportes Monterrey (GTM).

Con base en lo comentado, junio exigió una adecuada asignación de la infraestructura y el capital humano para atender esa demanda de mercado, en particular industrias o sectores como la automotriz o bebidas (en particular cerveza) y la cadena de valor involucrada.

Además de mantener operaciones con los protocolos para conservar a su personal libre de cualquier riesgo de salud, el otro rubro en el que se ha puesto atención es en generar relaciones ganar – ganar y de largo plazo, no sólo aprovechar la coyuntura de ganar mercado o clientes que exigen de mayor capacidad.

Con base en un estimado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) durante los meses que se mantuvo la Jornada Nacional de Sana Distancia, las empresas de autotransporte tuvieron que detener entre 35% y 40% de su flota, lo que incrementó la disponibilidad de equipo o aumentó la oferta en los segmentos que se permanecieron operando.

“La ventaja que tenemos al ser un grupo grande de transporte, es la disponibilidad de equipo, por lo cual pudimos asignar unidades a los mercados o clientes que requerían de mayor capacidad, y mantener así los niveles de servicio”, describió el director corporativo comercial de GTM.

En la dinámica de lograr relaciones de largo plazo y que ofrezca resultados positivos para ambas partes, no sólo en las actuales condiciones si no a lo largo de su historia, Grupo Transportes Monterrey mantiene una disciplina en cuatro factores clave: volumen de carga, tarifa, logística y cobranza.

“Siempre hemos sido muy analíticos en el avance del mercado, pero en este momento se requiere de serlo más, si algunas de esas variables no nos ofrecen un escenario de rentabilidad no participamos, lo más importante, reitero, es generar relaciones de largo plazo y de beneficio mutuo”, expuso Bernal.

En su perspectiva no basta con analizar si se tiene una excelente tarifa, pero unas ventanas de carga y descarga sumamente amplias o periodos de cobranza muy extensos, todos los elementos deben resultar de una ecuación favorable.

Incluso, el directivo enfatizó que GTM no ha detenido la marcha en cuanto a renovación e incorporación de equipos, “la dirección general está comprometida y apoya para esos proyectos en donde hace sentido destinar inversiones para atender a los clientes y sus demandas”.

Actualmente la flota de Grupo Transportes Monterrey está compuesta por 2,380 tractocamiones y 5,151 remolques, distribuidos en las 7 empresas de transporte: ALA Transportes, TM Transportes, TJA Transportes, TLH Transportes, TMi Transportes, AT Transportes y FEM Transportes.

GTM está compuesto por 7 empresas de transporte y TRM Talleres, el taller central de reparaciones del grupo. En noviembre próximo este grupo celebrará su 60 aniversario.

Comenta y síguenos: @DidierRT / @GrupoT21
Consulta la edición electrónica de la revista T21 de septiembre en este link
Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx
.